miércoles, 18 de marzo de 2015

Ofrenda a la tormenta



Ofrenda a la tormenta, de Dolores Redondo. Ediciones Destino

La tercena parte de la trilogía Baztan me ha gustado al igual que las otras novelas anteriores. Es el broche final de unas novelas y que os recomiendo si os gusta la novela negra o las historias con tintes fantásticos. Si tenéis ocasión y no habéis comenzado ninguna, leerlas de seguido, ahora que se puede porque están las tres publicadas. Os dejo enlaces directos de mis opiniones anteriores El guardián invisible  y Legado en los huesosY al margen de este blog, página de la autora o perfiles sociales de esta, otra sugerencia: El lector invisible Revista dedicada a Dolores Redondo y a la novela policíaca. Me ha parecido el proyecto que presentan interesante.

Sinopsis:

Ha pasado ya un mes desde que la inspectora de la Policía Foral recuperó a su hijo y pudo detener a Berasategui. Pero a pesar de que tanto la Guardia Civil como el juez Markina dan por muerta a Rosario, Amaia siente que no está libre de peligro, un desasosiego que sólo Jonan comprende.La muerte súbita de una niña en Elizondo resulta sospechosa: el bebé tiene unas marcas rojizas en el rostro que indican que ha habido presión digital, y además, su padre intenta llevarse el cadáver. La bisabuela de la pequeña sostiene que la tragedia es obra de Inguma, el demonio que inmoviliza a los durmientes, se bebe su aliento y les arrebata la vida durante el sueño. Pero serán los análisis forenses del doctor San Martín los que convencen a AmaiaSalazar de investigar otras muertes de bebés, que pronto revelarán un rastro inaudito en el valle.Berasategui muere, entonces, inexplicablemente en su celda, lo que despliega una trepidante investigación que llevará a Amaia al auténtico origen de los sucesos que han asolado el valle de Baztán.Y mientras, desde el bosque, una impresionante tormenta llega para sepultar la verdad más demoledora.

Es decir que se sigue investigando el caso, se descubre que pasa realmente con la malvada madre de Amaia. Amaia en esta parte se ve desbordada por todos los acontecimientos vividos y me ha parecido más real y humana, no tan superinvestigadora, sino que la influyen todos los acontecimientos, “la desaparición” de su madre, la suerte que corren sus compañeros de trabajo, el tener ella misma a su hijo, y ese detalle que no me cuadraba en la segunda novela del personaje masculino que toma fuerza: el juez Markina se me desvela claramente en esta historia.

No todas mis dudas se resolvieron y si os ha pasado lo mismo comentármelo: el agente especial Dupree, ese amigo que la asesora desde no se sabe muy bien qué lado de la realidad ¿os ha resultado fantasmagórico y queréis saber más? Ese ha sido el imperdible que ha atrapado para lo que espero sean próximas lecturas de la autora, aunque no siga este mismo registro.


El toque mitológico que se aporta en esta novela, rasgo que las partes anteriores también tienen su tope  que aporta datos de la cultura vasca, es Inguma   (la demonología sumeria Lamashtu) y en donde se ve un versión muy diferente de la que te dan en una consulta médica de la muerte súbita del lactante y el síndrome de apnea obstructiva del sueño.   

No hay comentarios:

Publicar un comentario