lunes, 9 de julio de 2018

En caída libre





En caída libre, (03 Caso de Cornelia Weber-Tejedor), de Rosa Ribas. Editorial Viceversa.

Llegue al tercer caso de Cornelia y es el que más rápido he leído, Entre dos aguas  y Con anuncio me parecieron novelas para recrearse en los detalles del a vida de la comisaria, pero aquí deja todo eso atrás para infiltrarse en una red de narcotraficantes hispanoalemana. Pensé que lo alternaría con otras lecturas por eso pero lo cogí de un tirón, voy avanzando con las novelas de la autora.

Sinopsis de la web de la autora:

«Tras un accidente en el aeropuerto en el que muere una mujer de la limpieza al caer desde la escalerilla de un avión, se descubre una posible vía de entrada de drogas en el aeropuerto de Fráncfort. La comisaria Weber-Tejedor, que acaba de colaborar con el departamento de estupefacientes en la resolución del caso de la muerte de una muchacha alemana que trabajó como correo de drogas, se ofrece para investigar este asunto. Para ello trabajará de incógnito en los servicios de limpieza del aeropuerto. Esto supondrá para ella tener que adoptar una nueva personalidad, cambiar de residencia y cortar el contacto con su entorno habitual. Una dura prueba para la que ella piensa estar preparada, pero que la va a enfrentar a complejos conflictos morales y personales. Más aún, cuando su situación personal dista mucho de ser estable: se ha separado “provisionalmente” de su marido y ha empezado una relación bastante complicada con su colega y subordinado Leopold Müller.Mientras Cornelia empieza su trabajo en el aeropuerto y trata de introducirse en la red de traficantes, sus compañeros Reiner Fischer y Leopold Müller investigan la extraña muerte de un cirujano que donó su cuerpo a la Facultad de Anatomía donde sólo la mirada sagaz de una estudiante descubrió unos extraños pinchazos.En su tercer caso la comisaria se adentrará en las entrañas del gigantesco aeropuerto de Frankfurt, el mayor aeropuerto de carga de Europa y el segundo en número de pasajeros. »

Aunque tenemos a Cornelia infiltrada siguen apareciendo retazos de su familia, su hermano y la preocupación por los problemas de memoria de su padre, la separación con su marido y la relaciona sentimental con su compañero de trabajo. Llegados a este punto esto no es spoiler sino comentar detalles.

Me gustan los palos que toca la novela porque habla de muchas cosas, envidias y el punto de vista de ser o de dedicarte a algo en el caso que investigan sus compañeros Reiner y Leopold. Las distracciones que uno puede tener a los largo de su vida que pueden desencadenar en malas compañías, drogodependencias, alcoholismo, maltrato, obesidad mórbida, antecedentes penales y la sensación diaria de vacío existencial. A lo largo de la novela la comisaria lidia con estas cosas y a veces sale vencedora y otras es necesaria la ayuda de su equipo para afrontarlas por lo que me ha resultado una lectura gratificante.

Sin embargo he vuelto a encontrar distracciones en la lectura que creo que serán pistas para la resolución de los casos y son narración de detalles. Me tengo que acostumbrar también a ello en las próximas novelas que lea.


No hay comentarios:

Publicar un comentario