martes, 5 de febrero de 2019

Los señores del tiempo




Los señores del tiempo, de Eva García Sáenz de UrturiEditorial Planeta 

Es la tercera parte de la Trilogía de la Ciudad Blanca
Los señores del tiempo

Sinopsis de la editorial:
Vitoria, 2019. Los señores del tiempo, una épica novela histórica ambientada en el medievo, se publica con gran éxito bajo un misterioso pseudónimo: Diego Veilaz. Victoria, 1192. Diago Vela, el legendario conde don Vela, retorna a su villa después de dos años en una peligrosa misión encomendada por el rey Sancho VI el Sabio de Navarra y encuentra a su hermano Nagorno desposado con la que era su prometida, la noble e intrigante Onneca de Maestu. Unai López de Ayala, Kraken, se enfrenta a unas desconcertantes muertes que siguen un modus operandi medieval. Son idénticas a los asesinatos descritos en la novela Los señores del tiempo: un envenenamiento con la «mosca española» ―la Viagra medieval―, unas víctimas emparedadas como se hacía antaño en el «voto de tinieblas» y un «encubamiento», que consistía en lanzar al río a un preso encerrado en un tonel junto con un gallo, un perro, un gato y una víbora.Las investigaciones llevarán a Kraken hasta el señor de la torre de Nograro, una casa-torre fortificada habitada ininterrumpidamente desde hace mil años por el primogénito varón. Pero el reverso de tanta nobleza es la tendencia de los señores de la torre a padecer el trastorno de identidad múltiple, un detalle que arrastrará a Estíbaliz a vivir una arriesgada historia de amor.

Nuevamente Unai y Alba se enfrentan una serie de asesinatos macabros con la amenaza de  que los hermanos Ortiz de Zarate de Zarate regresen a su vida. Un flashback en el tiempo, esta vez al medievo, sigue con el estilo de la narración de las dos novelas anteriores, entremezclando personajes que nos darán información sobre el próximo escenario del crimen. Por mi parte no he leído La saga de los longevos, novelas de la misma autora que comparten personajes con esta historia, y la trama se sigue perfectamente.

Aquí destacar, y no contar mucho de la novela, que las personalidades múltiples juegan un papel importante y que a mí como lectora me dejo en duda si Unai o Estíbaliz podían estar en el lado más oscuro de los hechos. El abuelo de Unai adquiere un papel tierno y nos tiene en vilo. La desesperanza que nos encontramos con muertes no esperadas y personajes a los que habíamos cogido cariño o empatizado también se vuelve a repetir.
Sigo pensando que el enganche que ha provocado esta trilogía a mí como lectora está en el transcurso de la novela y no en la resolución de quien será finalmente autor material de los hechos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario